Ayudemos a los niños con consejos y herramientas útiles para una vuelta al cole sin problemas

Muchos padres estamos disfrutando de la tranquilidad de las vacaciones, pero muy en el fondo no dejamos de pensar que pronto tendremos que volver a la rutina de nuestros peques, la vuelta al cole, deportes, extraescolares y todos los ajustes que ello implica.

Sin embargo, la vuelta al cole no debería suponer la recuperación de los malos hábitos del ciclo escolar anterior: gritos por la mañana al estilo de “¡vístete!”, escritorios desordenados, mochilas desbordadas y pánico por terminar a última hora los deberes olvidados. Todo esto puede convertirse en cosa del pasado con algunos ajustes y cambios simples en tu rutina.

No cabe duda de que los niños necesitan estructura, así que lo mejor es que les ayudes a organizarse. Aprender a priorizar tareas desde una edad temprana es un hábito muy positivo que tus peques podrán seguir aplicando en distintas esferas de su vida. Ayúdales y disfruta de unas mañanas que vayan sobre ruedas: sin gritos, sin discusiones, sin problemas. Es más sencillo de lo que crees, y podrás disfrutar del inicio del día tranquilamente con tus niños (¡y no neguemos que comenzar el día con una sonrisa siempre ayuda!).

Empieza por crear un espacio especial

vuelta al cole sin problemas

Es recomendable que el hogar cuente con un área designada de estudio. Si tienes poco espacio, una esquina de la habitación de tu hijo o un lugar en la mesa de la cocina es suficiente, siempre que sea acogedor y con mucha luz natural. Todas las tareas escolares deben completarse en esta zona, y nunca frente al televisor. Cuantas menos distracciones, mejor. Los niños son expertos en aplazar lo que tienen que hacer, así que evita las excusas asegurándote de que su lugar de estudio tenga todos los utensilios que puedan llegar a necesitar (estuche con bolígrafos, lápices, pegamento, goma, etc.).

Si tienes varios niños estudiando al mismo tiempo, quizás un cronómetro pueda venir bien y asigne cierto tiempo de estudio. Tener un tiempo delimitado para una actividad les ayuda a concentrarse en la tarea, a no distraerse con tanta facilidad y a ser más productivos. Invierte en una silla cómoda, una lámpara de escritorio con buena iluminación y tal vez algún tipo de motivación para alentarlos.

Enséñales a organizarse utilizando código de colores

Ayudemos a nuestros peques a minimizar el caos y a clasificar. Que tus hijos elijan diferentes colores para cada asignatura o materia escolar. Por ejemplo, verde podría representar matemáticas, azul podría representar inglés y naranja podría ser historia. La codificación por colores puede ayudarlos a identificar rápidamente lo que necesitan llevar a la escuela cada día y por lo tanto fácilmente quitar de la mochila aquello que no necesitan. Mantened las cosas ordenadas en su escritorio o área de trabajo. Intenta que sea un juego sutil y con estilo: puedes utilizar etiquetas adhesivas personalizadas o imágenes atractivas en el tono de colores elegidos. Deja que los peques recorten imágenes de sus revistas favoritas con la gama de colores elegida, o pídeles que dibujen sus propias obras de arte basadas en color.

Las mochilas escolares

Mochila escolar personalizada StickyArtLas mochilas escolares no sólo se utilizan para llevar la bolsa de la merienda y los libros, sino que constituyen un enlace directo entre lo que sucede en la escuela y lo que sucede en casa. Por lo tanto, creemos que es importante que dediques un tiempo para revisar la mochila de tu hijo, asegurándote de que se hayan recogido todas las notas y de que esté limpia, ordenada y lista para el próximo día. Todos hemos tenido esa desagradable experiencia de meter la mano en una mochila y encontrar un plátano blanco en el fondo de una bolsa o encontrar una nota importante de la maestra metida en un bolsillo lateral. Mantente al tanto de todo con una “auditoría de mochila” para que tú y tu hijo estéis al tanto de lo que hay ahí en todo momento … ¡y que no se convierta en un contenedor de basura!

Planea por adelantado

Si ya tienes una rutina antes de irte a dormir, considera agregar otro paso para ayudar a evitar el caos matutino. Siéntate con ellos y repasad juntos lo que va a suceder al día siguiente, organizando notas y permisos, bolsas con ropa deportiva o instrumentos musicales la noche anterior. Repasa con ellos que esté todo listo para la mañana. Incluso puedes animar a tu hijo a elegir la ropa para evitar tener que lanzarte a la búsqueda de un par de calcetines del mismo color cinco minutos antes de salir de casa.

¡Divide y conquista!

Los proyectos pueden ser abrumadores para adultos, así que imagínate lo que suponen para los peques. Reduce su estrés dividiendo los trabajos en pequeños ejercicios más manejables. Ya sea una tarea escolar o incluso una tarea doméstica, debe tener un comienzo, un medio y un final. Saber cuándo y cómo se completará el trabajo reducirá el estrés, al centrarse de manera constante en el objetivo final. Por ejemplo, si hay un proyecto escolar sobre animales salvajes, puedes dividirlo en partes como éstas:

  • Investiga tu animal salvaje favorito
  • Escribe lo que has aprendido con tus propias palabras
  • Recorta y pega fotos de animales salvajes para agregar a tu proyecto
  • Guarda el material encontrado en un folio y listo, ¡has terminado!

Material escolar personalizado StickyArt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *